31 julio 2003

   






29 julio 2003

28 julio 2003

Ahora que nadie me ve y que la ciudad duerme he pensado subir al tejado de la casa. Sólo para ver que se siente mirando desde allí las luces y la oscuridad que hay más allá de la urbe. Dicen que las estrellas no existen, que no lo hacen en las grandes ciudades, donde tanta luz eléctrica las eclipsa. En el fondo no existen en estos sitios porque la gente dejó de creer en ellas cuando dijeron que ya estaban muertas desde hacía tiempo. ¿Porqué perder esas horas contemplando algo que está extinguido? Así que dejamos de soñar y de mirar de noche por las ventanas buscando esa luz que se supone ilumina los sueños. Pero desde aquí arriba, desde el tejado, intento encontrar alguna que haya sobrevivido a tanta farola que ilumina las calles. Alguna que todavía guarde un recuerdo que la haga brillar. Y me sorprendo cuando entre halos de nubes casi transparente una refulgencia tenue llama mi atención. ¡Todavía queda algún sueño! ¡Todavía no está todo perdido! Y de repente ante mis ojos la veo desintegrarse en un rayo de luz brillante. Aquel ha sido otro sueño roto, otra esperanza perdida. La noche, sigue siendo igual de negra, igual de triste.

El sol que entraba por la ventana era doloroso y hacía que la sábana húmeda se pegara sin compasión a mi cuerpo como un atuendo mortuorio. Mis pupilas ante la claridad eran una minúscula canica negra que no conseguía enfocar a pesar de los esfuerzos que hacía mi cerebro por mandarles esa simple acción. Quizá era demasiado pronto. Quizá. Me incorporé un poco para ver la hora en el reloj digital que había sobre la repisa de la ventana y fue entonces cuando mi hueso occipital gritó que si no me estaba quieta dejaría de formar parte de mi. Por lo menos esa parecía su intención. Más bien improbable... pues no podría alejarse muy lejos. Simplemente quería estar en la inconsciencia que me había mantenido hasta entonces tumbada. Y le hice caso; ya que el dolor latente que me impuso me hacía estar en sus manos y no quería enfadarlo más de lo que estaba. El resto de mi cuerpo intentó imponerse a sus deseos, pero me sentía incapaz de moverme. Agua, reclamaba agua para salir de la deshidratación a la que le había obligado, en las horas de sueño incierto, desde de la madrugada. Mis dedos, en una mano que me parecía tan irreal como mi propio cuerpo, temblaban al intentar agarrar la botella que descansaba desde el amanecer en la mesa. Los labios fruncidos como una puntada mal dada parecieron descoserse de su letargo al ver la proximidad del líquido que necesitaban y cuando se posaron sobre el cuello de cristal, ni el cerebro ni yo pudimos parar la avidez de un cuerpo seco. No estaba fresca, después de las horas sofocantes de calor y la notaba bajar por mi garganta como lava punzante. Mi cabeza volvió a gritar, esta vez lo suficientemente fuerte como para que mis dedos asustados soltaran la botella, mis labios se cerraran de nuevo y las pupilas nublaran la vista de todo lo conocido que me rodeaba. Era mejor tumbarse y esperar a que el sol volviera a dejar el cielo. Ahora que el agua se había desparramado por la cama igual conseguía dormir un poco mejor. Lo último que mi cerebro fue capaz de decirme antes de caer en la monotonía del sueño, es que cada año que pasa soporta peor las resacas. Quise decirle que me pasaba lo mismo... pero ya no pude.

21 julio 2003

Fue muy triste dejarla en la perrera durante el verano, pero era imposible llevársela en el viaje. Cuando regresaron, meneó la cola alegremente y se tumbó en su cesta, tan cariñosa como siempre. Pero cuando desvalijaron la casa, ni siquiera ladró.

La policía, avisada por los vecinos, que se extrañaron de no ver a sus vecinos tras la vuelta de las vacaciones, tras las pesquisas de preguntar a los compañeros de trabajo, en la guardería, en el colegio y ver la galería de arte donde trabajaba la madre cerrada; irrumpieron una semana más tarde en la casa. Encontraron allí a la perra acurrucada en la cocina, en su cesta, hecha un ovillo. Los armarios habían sido abiertos a mordiscos y su contenido esparcido por el suelo. La nevera se había descongelado días atrás y el olor de la comida del estante superior, donde la perra no había alcanzado, llenaba la estancia. Un olor rancio y podrido que sería difícil quitar aún ventilando la casa. El caos de la cocina se extendía al salón. Un hueco en la estantería hacía evidente el robo del televisor. Un cajón de fondo rojizo aterciopelado, donde posiblemente había estado la cubertería de plata estaba vacío sobre el sofá. La cristalería tampoco estaba, exceptuando una copa de fino cristal hecha añicos en el suelo. El equipo de música también había desaparecido y en la pared una camuflada caja fuerte había sido abierta y desvalijada. Sin duda alguien entró en aquella casa a robar, seguramente localizarían a los ladrones, ahora lo importante era encontrar a la familia.

Mientras la policía husmeaba con precaución por la casa, la perra seguía sin moverse. Sólo había levantado las orejas al verlos aparecer por la puerta de la cocina, había abierto un ojo, tanteó el aire con la cola y se sumió de nuevo en un letargo apático ignorando a los visitantes. Nadie volvió a fijarse en ella, nadie vio sus patas blancas teñidas de rojo, ni su hocico ensangrentado.

19 julio 2003

vacaciones!!!!

1) ¿TE VAS DE VACACIONES ESTE AÑO?¿DÓNDE?
Sííííí. A Cantabria, como todos los años. 

 
  


2) ¿APROVECHAS LAS VACACIONES PARA LEER? SI ES ASÍ, ¿QUÉ LIBROS VAS A LEER ESTE VERANO? Suelo aprovechar las vacaciones para pintar, aunque también suelo leer; algún libro de Patricia Cornwell caerá. Me estoy aficionando a eso de la anatomía forense. Alguno de Stephen King, que lo tengo un poco abandonado. Intentaré también acabarme El Señor de los anillos que llevo más de un año con él...


3) ¿TE REÚNES EN VACACIONES CON FAMILIARES Y AMIGOS QUE NO VES DURANTE EL RESTO DEL AÑO O POR EL CONTRARIO, TE ESCAPAS DE LOS CONOCIDOS?
Veraneo con la familia. Me encanta ir al pueblo y durante 20 días estar con los amigos de allí que no veo el resto del año y a algunos de aquí que sólo veo allí.


4) ¿CUÁL ES TU PLAN PREFERIDO PARA PERDER EL TIEMPO?
Quedarme en el desván o en el jardín leyendo, escribiendo o pintando. Aunque para mi no es una pérdida de tiempo... ¡¡¡¡me encanta!!!!. O sentarnos en el bar-jardín de Chema hasta que amanece.


5) ¿SI EL DINERO NO FUERA PROBLEMA, CÓMO DISFRUTARÍAS 15 DÍAS DE VACACIONES?
A veces el problema no es el dinero si no coincidir en fechas con los amigos para hacer un crucero, una expedición al Amazonas, subir al Machu Pichu... Riesgo y aventura. (confío en irme un poco mas allá de Andorra en octubre).



18 julio 2003

Una critica constructiva...

bajan

EL PATIO DE PIEDRA

Eso sí, digna de visitar, 

qué es difícil condensar tanta cursilería 

en tan pocos renglones

por Borjamari

15 julio 2003

Se me acusa sin razón de tener una parálisis temporal de inspiración, bueno; algo de razón él tiene y de causas también sabe y conoce. Como la calma tras la tormenta, todo llegará. Para qué escribir sólo penas y sentimientos hostiles. Fracasos, renuncias y derrotas. Todavía espero ver aparecer el arco-iris tras el cristal de la ventana. Quizá porqué "tras el bellos arco-iris quiero estar" (robo, por falta de inspiración, las primeras notas que cantaba Judy Garlan; fantástica, en El mago de Oz). Quizá allí la luz sea distinta, quizá los ojos no tengan lágrimas, quizá la vida y la muerte sean de otra manera. Quizá las risas sean más altas y hagan acallar los sollozos. Quizá las manos no teman tocar el vacío inexistente... quizá, quizá. Quisiera escribir más, quisiera acordarme de un poema escrito hace algunos años del cual sólo recuerdo el final mi mente está blanca... blanca de ensueños.


 

11 julio 2003

UN VIERNES DE SUE?OS...

1) ¿Cuando sueñas, puedes acordarte perfectamente de lo que has soñado? A veces sí, recién levantada... luego se va perdiendo en la memoria que da paso a realidades que te quitan esos sueños.

2) ¿Alguna pesadilla recurrente?
Antes soñaba que iba en bici subiendo una cuesta, a mi derecha había un barranco, oscuro, sin fondo; por el que caía para luego sobrevolar unos campos. Hace tiempo que no sueño con eso.. o no me acuerdo. También en todos mis sueños, o en casi todos los que consigo recordar aparece una figura indefinida... todavía espero algún día poder ponerle cara.

3) ¿Sueñas en blanco y negro o en color?
Nunca me lo he preguntado, lo único que sé es que veo nítidos mis sueños. Cuando era pequeña dormía con gafas porque pensaba que si no, me perdería algún detalle importante.

4) ¿Tu sueño más divertido/agradable?
No sería capaz de valorarlos, por eso de que se pierden en el tiempo. Pero sí recuerdo que una noche soñé con Juanjo Puigcorbé y desde entonces estoy “enamorada” de él.

5) ¿Si te despiertas a mitad de un sueño agradable, eres capaz de volver a dormirte y obligarte a seguir soñando con la misma historia?
Creo que a veces lo he intentado, sobretodo porqué en los sueños siempre te despiertas en los mejores momentos, esos que quieres retener, pero ya no es tu parte inconsciente la que construye oníricamente por ti, es la consciente la que va mandando y creando la realidad que tu quieres, para terminar tu sueño como deseas.


G R A C I A S ! ! !

Mi cabeza lleva todo el día inventando palabras, más que inventarlas piensa enlas tuyas, en las escritas hoy, en esas en las que me he apoyado, me he consolado y he creído... Porque en el fondo quiero creer que nada ha sucedido y qué nada sucederá. También sé que estarás a mi lado, como siempre lo estás. Hubiera querido decirte más cosas, hacerte ver, entender el bien que me haces estando conmigo; el cruzar aunque sea una sola palabra en las mañanas. Me alegro de tenerte ahí, de no haber dejado morir el tiempo
entre ambos, de seguir inventando y compartiendo. Está mañana mis ojos brillaban bajo tuspalabras escritas, quizá por sentirme de alguna manera cobijada en ellas y enun pequeño hueco de tu vida que me has hecho. Te quiero mucho, no con ese amor arraigado en la pasión, si no con el amor del que sabe tender una mano pero también sabe cuando retirarla.


08 julio 2003

De madrugada se coló en mi habitación, se metió en mi cama y me robó un sueño.

Después de hacer el amor hasta que la pasión nos lo permitió, él compartió su descanso abrazado a la almohada. Yo posaba mis ojos a la luz difusa que entraba por la ventana, en la pared lisa y sin formas; intentando encontrar allí algún suspiro y algún consuelo olvidado de otras noches parecidas. No lo hallé y el amanecer me sorprendió viendo como las luces de la ciudad se apagaban. El humo de un cigarro, así como el deseo se escapaban de mis labios. Él, seguía durmiendo con mis sueños.


07 julio 2003

A VECES...

A veces me pongo a pensar y no sé si de mi cabeza salen alas de viento o música de sauces. A veces la soledad retumba en ese hueco vacío que hay en mi corazón. A veces te veo con los ojos vidriosos de la nostalgia. A veces grito y a veces lloro. A veces sonrío y a veces suspiro. A veces sufre el dolor, a veces la alegría. Hay tantas veces que las cosas se resuelven con un "a veces", que me asusta pensar que esa frase se ancla en nuestras vidas, en nuestro vocabulario, en nuestras decisiones para evadirnos a veces de una mentira, a veces de una verdad... A veces es demasiado fácil destruir un castillo de arena protegido de las olas. A veces una amistad es tan mágica como efímera, a veces es tan frágil como eterna. A veces mis dedos se quedan vacíos de letras, a veces no pueden parar de volar sobre el teclado, con esa lentitud del que mira la tecla para saber si es la correcta. A veces utilizo dos dedos, a veces cuatro. A veces escucho a las nubes que pasan lejanas. A veces hablo por no quedarme callada. A veces me abandonas y a veces vuelves. A veces te espero y a veces me canso de esperar que quieras volver y encontrarme. A veces te amo tanto... que a veces quisiera poder odiarte más...

04 julio 2003

1) ¿Cuáles eran tus juguetes favoritos de pequeño? La Nancy, los clicks, las construcciones de Lego, el Escalestix.

2) ¿Cuál fue el juguete que siempre quisiste, y nunca conseguiste? El barco pirata de los clicks,  se lo pedíaa los Reyes todos los años. Todavía lo estoy esperando.... snif.

3) ¿A que juegas ahora? Con mis sobrinos a lo que me piden. Prefiero juegos educativos de pensar. Me encantan los puzzles, las construcciones y por la época que nos ha tocado vivir... los juegos de ordenador.

4) ¿A que juegos tradicionales jugabas (comba, charranca, parar, escondite, matar...)?¿Cuál era tu favorito? Jugaba al rescate, al balón prisionero, la comba, la goma, al escondite tanto el tradicional como al inglés. Las canicas, las chapas, la piedra, el destornillador... pero mi favorito eran las tinieblas...

5) ¿Jugabas a algún juego típico sólo de tu zona, o que os hubierais inventado los amigos? No sé si hay juegos típicos en Madrid... supongo que hace años se jugaba a la peonza, al aro... pero esas cosas se han ido perdiendo.

02 julio 2003

Hoy en el crepúsculo me sucedió lo peor; o mi Pc es muy viejecito o se sublevó consumido por los meneos que le doy. Escribo, revuelvo en el tejido cibernético, reformo como puedo este blog, conecto con conocidos... No es insólito que se enoje conmigo. Creo que requiere de un breve retiro. Se encerró en si mismo, no me permitió tener opción de un botón. Comprendo en éste preciso momento, que estoy escribiendo sin dicho símbolo, lo difícil y complejo que es perder de nuestro léxico un simple signo. No pensé lo inherente, lo imprescindible de su huso. Cierto que puede ser sustituido, pero es dificultoso y penoso concluir con esto sin él. Lo dejo, no puedo concebir mucho + sin ese símbolo...
¡¡¡DEVUÉLVEME MI LETR_ ¡!!


01 julio 2003

ESPERO QUE LOS CAMBIOS SE NOTEN