20 marzo 2009

- Levántate que ya es hora, llevas demasiado tiempo durmiendo.
- No, ahora no quiero, lo he intentado dos veces y no me has dejado. Y apártate de mi que me das frío.
Se dio la vuelta y siguió durmiendo tapada hasta la cabeza

Él le arrancó la sábana bramando de nuevo. -No te dejé porque no había llegado tu momento. Siempre quieres adelantarte y quitarme días. Deja de remolonear ha llegado tu hora, esta vez sí y no me interpondré.

-Siempre me dices lo mismo- su voz temblaba y tiritaba su cuerpo desnudo mientras lo miraba con ojos color lila. - Y en cuanto me descuido te da por jugar con mi trabajo y echarlo a perder ¡¡para que voy a madrugar si tú estás siempre al acecho!! - y con un mohín volvió a taparse con la sábana.

-Estás colmando mi paciencia, no puedo estar todo el día aquí intentando que salgas de la cama y hagas tu trabajo, llevas todo el año aletargada y ahora mientras tú trabajas yo he de descansar. Estoy agotado- y se sentó sobre una banqueta que quedó empapada al instante. En aquel momento parecía mucho más viejo de lo que era.

La puerta de la alcoba se abrió de golpe con un susurro y en un torbellino entro un tercer personaje en la escena - ¿Se puede saber que pasa aquí?- murmuró el recién llegado mirando a uno y a otro. -¡Deberías estar ya vestida y trabajando! Date prisa, no pueden estar esperándote más.
- No quiere levantarse, dice que trabaja y trabaja y en cuanto se descuida le hecho a perder el trabajo.
- Reconoce que tienen razón. Que a pesar de tus años no has cambiado nada y te gusta estar como los chiquillos que destrozan castillos de arena en la playa, haciendo travesuras
- Yo no…
- Shhhhh, calla. Sabes que tengo razón y esta vez te estaré vigilando. Este año tiene que salir todo bien, todo perfecto.

La habitación en un segundo se llenó de una cegadora luz que los deslumbro a todos, haciéndolos retroceder hacia las sombras.
- Pero bueno, ¿Qué hacéis aun aquí? ¡¡¡¡Niña!!! despierta, levántate, llevas varias horas de retraso y lo poco que hay se va a echar a perder. Yo sólo no puedo hacerlo todo y he de reposar para cuando llegue mi turno. Sé responsable – le dijo mientras le alcanzaba un tul casi transparente para que se vistiera. – y vosotros dos ya podéis regresar a vuestras alcobas hasta que sea necesario avisaros.

- Sabéis que os digo… que no os aguanto más, que sois unos viejales amargados y que me voy a hacer lo que mejor se...

Y Primavera salió volando por la ventana con su tul de flores dispuesta a trabajar, pues había llegado su hora.



El trozo que vale es el de Spring, no lo pude encontrar íntegro y a pesar de haberlo grabado con la cámara no me deja subir el video :'(

5 comentarios:

Djana dijo...

¡¡¡¡¡¡Que bonitoooooo!!!!!!!
Vamos a ver si se cumple el dicho de la "primavera la sangre altera"...
Besotes guapetona, y que pases un maravilloso finde.

dezaragoza dijo...

Disfrutad la primavera. Aquí la dejaremos dormir un poco más. Saludos.

EFESOR dijo...

Genial. Aqui hay sol, y eso es magnífico. Ya me tocaba sonreirle a la luz.

Anna dijo...

Visto así... casí casí que me quedo con la primavera... pero es que el otoño!!! Me vuelve loca!!!!

Me encanta :)

Besos primaverales.

AntWaters Daza dijo...

"Estoy como una cabra en primavera", decía Gloria :) :); algo de eso hay,pero ya te digo que teeeengo que volver a leer el texto, que una de curro, y mira que lo tengo en casa, y que tampoco es el curro en sí, que también, pero me lié con el powerpoint, que no sube el jodío. Aaaays.

Besos mirando tu voz :)