05 agosto 2008

Dias de vacaciones, de dejar pasar las horas entre hacer cosas en casa y perder el tiempo mirando por la ventana, subir y bajar todo el día, de una planta a otra, de olvidarme del móvil y del reloj. He metido en agua un hueso de aguacate pero no sé si terminará por echar raíces. Tengo 15 días para comprobarlo. No pasará lo mismo con las uvas de la parra, la cosecha de ciruelas ha sido abundante y parece que la de uvas también lo será aunque no estemos aqui para verlo. Mientras, las lagartijas campan a sus anchas por los muros y se asustan con nada; como si les fueramos a hacer algo. Me encanta verlas y observarlas en las distancia, casi sin respirar para no asustarlas. Esos animales tan parecidos a los dinosaurios pero en pequeña escala me fascinan, no tanto las arañas, que tambien pueblan muchos de los rincones. Ahí he pillado a una comiéndose a una hormiguita :'( y no he podido contarle las patas...
Mikado vino esta tarde y como el año pasado, pero sin Javier, nos hemos ido a las fiesta de las Nieves a tomarnos un bocata de chorizo y a hablar de mil cosas. He visto a un montón de gente y dado tantos besos que me duelen los carrillos. Mañana... será otro día, porque mientras suena la música de la verbena, yo estaré ya en la cama.

2 comentarios:

Javier Herce dijo...

Jooo, qué recuerdos el año pasado en la fiesta de las Nieves!!!!!

Disfruta muchísimo. en cuanto tengamos el nuevo miembro de la familia te contaré!!!!

Muchas, muchas gracias por todo!!!

Mart-ini dijo...

yo quiero.....