10 enero 2008

Sonidos peligrosos...

Déjame decirte que no he encontrado aire suficiente
para insuflarte el ánimo,
ni el amor,
ni el tedio de unos huesos que pesan cada día más.

Háblame de esas cosas que ven tus ojos y los míos obviaron.
Por ser un matiz diferente.
Por no tener la textura adecuada.
Por sólo ver tu color y no mi transparencia.

Consuela mis meritos,
merezca o no la algarabía de las flautas,
que han tocado con mil sones
caminado junto a los muertos

Roza esa mano que alcanza tu espalda
y te huye entre los dedos.
Déjame que peine el viento de tus amaneceres,
perdida como estoy en tu aliento

No sueltes mi cuerpo, aferrado al tuyo
Ni dejes escapar la noche
testigo en sombras,
juez de lo incorrecto.

Alcanza mi altura
evaporada en esas cosas muertas
Una incierta desolación
Sobre sentimientos yertos

Déjame decirte que no encontré el coraje suficiente
para decirte,
Te quiero
para decirte, que te hecho de menos.

5 comentarios:

Vulcano Lover dijo...

Esas cosas que se quedan en ese peligroso cuaderno que al final no sabe uno si se perdió o lo quisimos perder...

Un abrazo muy grande.

NaT dijo...

Que vaaaaa Vulcano!!! son esas tonterias que se le ocurren a una después de horas enterrada bajo facturas. Son pensamientos entrelazados mientras piensas en unos en otros, en él...
Abrazos y besos!!!!

manosdetrapo dijo...

que bonito...aunque se te haya ocurrido una vez te quitaste de en medio las facturas...

Siniestro dijo...

Aunque puede ser peor el decir ese 'te quiero' por enésima vez pero no poder ya soportarlo más e irte antes de escuchar una hipotética respuesta...

'Tan cerca y tan distante' (Roel)

A veces hay que ver, pero también el/ella debe verte.

Antinoo Libre dijo...

lo repito una vez más: cuánto nos cuesta decir lo que nos gustaría decir a quien más se lo merece, a quién más presente tenemos, a quien todo lo ocupa...
un abrazo enorme desde mi exilio que termina ;)