20 junio 2007

ZARAGOZA LaVilla...

En Zaragoza no refresca por las noches como yo pensaba y a pesar de que las campanadas se repetían como eco con unos segundos de retraso dormí tan profundamente que ni me enteré de ellas a pesar de tenerlas al lado. El teléfono sonó a las 10:30 era mi Naxete, que pasaría a recogerme a las 12 por la puerta del hotel. Una ducha tranquila, recoger las cosas y bajar. Esperaba en la puerta, mirando esas tiendas para turistas tan abarrotadas de chuminadas que pierdes la noción de lo que quieres comprar, sin llegar a decidirte por nada en concreto y allí, en el reflejo del escaparate vi esa sonrisa de nuevo. Fue en ese momento cuando realmente me di cuenta de cuanto había echado de menos a mi pequeñajo. Venía con su Manuel, atractivo donde los haya, con una sonrisa también encantadora, con una voz musical y muy expresivo con sus bonitas manos. La verdad es que me fascinó su persona. Nos tomamos un café viendo la Torre de Pisa Zaragozana. Nuestra voz se perdió en un arco de ladrillo para llegar a nuestros oídos de nuevo. Caminamos por la vereda del marrón Ebro, cargado de agua y nos despedimos de Manuel que tenía que trabajar. Naxo y yo recorrimos las calles bordeando murallas, sorteando niños saliendo de los colegios, paseamos por la Gran vía. Me iba enseñando una cosa de ahí, una casa de acá y mientras íbamos hablando de mil cosas. Atropellándonos con las palabras. Me llevó a comer al Café Laurel, un sitio que me encantó. La ubicación casi en un callejón, la distribución de las mesas y la barra, los cuadros en relieve, la comida y ante todo la compañía y encima no hice fotos… Después tomamos un café y cogimos el autobús hasta el Parque “Grande” donde paseamos a la sombra de los árboles, nos subimos a un león y descansamos en una cuesta. Me gustó que me llevara allí, que compartiera ese sitio que para él es especial conmigo. De allí a tomar un granizado de limón, el calor de la heladería nos impidió quedarnos dentro y nos sentamos cerca de las universidades en un banco al fresquito hasta que empezó a llover. Cuatro gotas que nos hicieron coger de nuevo el autobús para bajar unas paradas después, vimos a Fluvi, inmortalicé a dos monumentos de Zaragoza :P y seguimos andando. Pasamos por el teatro romano, nos acercamos a ver si el local de la exposición de J. H. estaba abierto, pero no. Nos sentamos a escuchar un chelo cuyos acordes salían por la ventana del conservatorio que una vez fue morado. Entramos a La Seo. Impresiona. Si ya los templos estremecen por su abundancia extrema de figuras, adornos, dorados, capiteles, baldaquinos… más se sobrecoge uno al ver las figuras blancas, ausentes de color, de vida. Estáticas en un mundo que está a mil años luz en el pasado. El museo de tapices lo dejo para la próxima visita. Recogí la mochila del hotel, compré los caramelos típicos (tenía que haber comprado los pequeñitos) y un búho para un amigo que hace colección y yo me compré una vaca, que por cierto Naxo, sí cambia de color…(no puedo poner foto, no encuentro el cable de la cámara) que incrédula soy. Aunque todavía morada no la he visto. A paso rápido para alcanzar el 51 y volver al sitio de donde vine. Fueron sólo unas horas, pero fueron muy intensas, al menos para mi. A parte de conocer una ciudad que no conocía, una gente que no conocía, al fin he podido ver a Naxo, ver que esta bien, que no ha perdido su sonrisa tan bonita. Que sigue igual, tan bello por dentro como por fuera, tan risueño, tan cariñoso. Ya sabes que te quiero pequeñajo. Gracias por los momentos y por pagarme el autobús, jajaja.

Gracias por este fin de semana antes de tiempo. Gracias por hacerme reír, disfrutar, por la compañía. Gracias por haber estado ahí a todos, a J. H., Ana, Pablo, Javier, Juan, César, Manuel, Naxo …

El fin de semana podía haber sido completo del todo si me hubiera ido con mis niños Garce a Almería y haber terminado como los grandes momentos, con fuegos artificiales y todo; cenando en Jaén con Merka, mi niña Merkitina y mi añorado Mart-ini. Pero… tiempo al tiempo.

Ojalá todos los días uno pudiera pasar unas horas, unos minutos tan solo, con la gente que quiere y está lejos.

8 comentarios:

Vulcano Lover dijo...

Naxeteeeeee, cuánto tiempo.... A ver si acaba ya los exámenes y nos dedica un poquito de tiempo...
Un beso gordo para él... Y otro aún más (con abrazote incluído) para ti, guapa--- qué viajito más lindo, niña.

Naxo dijo...

Dios!!!!! Qué memoria tienes, te acuerdas de TODOS los detalles!!
Me lo pasé muy bien, fue una lástima que no pudiera estar el día anterior... Pero bueno, hay más días que panes y volveremos a repetir ;)
A ver si la próxima hago yo una escapadita en verano, y veo también a David... :)
Pues eso, que me encantó pasar contigo el día, y que quiero todas las fotossssssssssss!!
Un besote a todos
Muac muac muac...

Merkitina dijo...

Ains tita... pero bueno... tambien lo pasates genial ¿no? Otra cosa no, pero tiempo hay un montón. Ya nos veremos!

Antinoo Libre dijo...

Bueno niña!!! Que viajas más gracias a tus amigos blogueros que la pantoja con su gira de presunta implicada...
Si es que te tenemos que querer, no me extraña que todos estemos deseando que vengas a nuestros pueblos, ciudades, terrazas... ;)
besotes!!!!
y gracias por el Mazinger!

Uno dijo...

Esta mañana he escrito en el tablon es de notas que tienes, pero pasa a saco de mi culo porque por mucho que me diga que lo ha enviado bien no aparece mi mensajito.

Pues na', te decía que aqui sigo, sin novedades, todo en mi linea, y esperando aun que llegue mi momento.

Que a ver si llega pronto cuando te acercas a Liendo y así estamos un ratillo.

Y que te enviaba un besote enorrrme.

;-P

LuCeZiLLa dijo...

joo, que envidia, pero de la sana eh! :) me alegro de que vaya todo bien Un besazo!

J. H. dijo...

Hola, guapa!!! Te quejarás que este mes nos vamos a ver muchas veces!!! Ya estoy más tranquilo, he actualizado y estoy deseando que llegue el 29 para volver para allí!!!!

NaT dijo...

Eso eso Vulcano!!! que acabe de una vez y nos dedique dos minutos, al día, si yo no pido más, nada más que dos minutos para saber que está bien.
Me quedo con el abrazo y te devuelvo besos :P

No te creas Naxo, me faltan muchas cosas, muchos detallitos, pero no se puede contar todo, sería imposible. A mi también me encantó estar contigo, pasar algunas horas charlando; como hacíamos antaño. Por las fotos no te preocupes, el día que te vea por ahí te als apso, o te las voy mandando al mail. Nos teníamos que haber hecho más juntos, que hay pocas. Ojalá sea verdad que te escapas por aqui unos días.
Guapo!!!!!! muchos besos

Si mi hipopátama guapa y rosita, ya verás como nos vemos pronto y te doy un beso muy muy grande.

No me puedo quejar Antinoo: Málaga, Jaén, Zaragoza... me falta Castellón, Murcia, La Rioja, Sevilla, Extremadura, Galicia, etc, etc
Gracias a ti por venir, yo sí que os quiero. Ahora sólo queda cervecita de chocolate en la terraza ;)
Besos

Mi querido Unito, no te digo anda que ya te mande un correo. eso sí, del beso enorrrrrrrrrrrrrrrrme nadie te libra.

No puedo quejarme LuCeZiLLa la verdad es que me miman demasiado... claro que yo creo que también los mimo a ellos, no pueden quejarse tampoco. Espero seguir pasándomelo igual de bien durante muuucho tiempo.
Un beso grande.

Este debe de ser el mes que más nos hemos visto J.H. si parece que vives aqui y todo, jajajaja. En una semanita nos volvemos a ver :P
Un besazo