20 noviembre 2006


Sin desmerecer a los demás hoy dedico las palabras a mi niño bonito, a esa margarita crecida entre las piedras del Patio y mimada con esmero, ese de encantadora sonrisa que seguramente estos días esté un poquito más triste.

Hay gente a la que le coges cariño enseguida, por su manera de ser, su manera de tratarte, por tener siempre una palabra amable en el momento justo de necesitarla. Hay personas por las cuales sientes un afecto sin límites y provocan en ti una ternura desmedida. He de decir y sin que por ello mis otros chicos se sientan menos queridos, que mi maño me incita esa clase de amor. Es como el hermano pequeño que nunca tuve. Tan grande en unos momentos y tan chico en otros. Con esa alegría contagiosa que tiene, que te hace retroceder durante unos segundos a otros tiempos: a carpetas de instituto, a charlas en la cafetería de la universidad, a corretear por los pasillos entre clases, a subir una escalera 100 veces sólo por saber que te vas a encontrar con esa persona que hace que tu corazón brinque. Quizá sea la inocencia de su edad, quizá el sentirme protectora con él para no verle sufrir y tener miedo a que le hagan daño. Al ser uno de los chiquitajos de esta gran familia que va creciendo, creo que ya le han salido unos cuántos hermanos mayores.

Mi niño, te quiero mucho. Y espero que fines de semana como este se repitan pronto, aquí, allí… donde sea, pero que se repitan. Que no perdamos las ganas de vernos y que la distancia no sea un impedimento a ninguno de los sentimientos, esos que se ha llevado la carretera y las vías del tren en direcciones opuestas.

A los demás que habéis compartido este largo y excitante fin de semana también ¡gracias! Por todos esos momentos:
A David y Paco por su hospitalidad, ni la Presley con sus Ferrero Roché la supera. A Pedro, por hacernos trasnochar, sin importarnos, casi hasta el amanecer para encontrarlo y recibirnos con una sonrisa a pesar del cansancio. A Roberto, él ya sabe que a pesar de ser como es lo aprecio por muchas otras cosas; lo bueno de las fachadas es que se pueden pintar. A Norte por… bueno, a él por ser mi norte malsano.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué palabras más sinceras y bonitas!, me alegro por ti.

Anónimo dijo...

Hola, guapa... Gracias por lo que me toca... Después del estupendo fin de semana y ayer lunes, espacial a su manera también, hoy me he levantado extraño y de mal humor (este cuerpo mío no hace más que confundirme y reirse de mí)... Así que tus palabras llegan bien, llegan balsámicas, llegan dulces, llegan amigas... Sí, mañico, a ver si vienes más a vernos, que te hemos cogido (los demás también) mucho cariño...

Besos, preciosos.

Anónimo dijo...

Por cierto, que esa margarita... me suena
;-))

Uno dijo...

;-P

Cecy dijo...

Aaanda!! por eso has estado tan perdida!!! me alegro!! por lo menos no has pasado las noches muertas enganchada a internet.

Esas personas son las que luego son más difíciles de olvidar (en caso de que algún día dejes de tenerlo como amigo por cualquier pequeñez).

bXus wapAAAAAa!!!

Naxo dijo...

Y qué puedo decirte ahora...

Lo primero que te quiero mucho.

Lo segundo que ha sido un fin de semana perfecto, y que después de una mala temporada por fin me he sentido feliz.

Lo tercero que espero veros pronto: aquí o allí, es lo de menos...

Lo cuarto... Esas palabras que tenía en mi cabeza el domingo en Atocha: No me quiero ir....

Lo quinto: que voy a apostar y a ser fuerte porque siento que de veras merece la pena.

Y por último (y no menos importante) que me has hecho llorar, igual que lo hice en ese vagón...

NaT dijo...

Cuando sientes algo especial por alguien especial sólo encuentras palabras bonitas Nocheoscura y eso que no he acertado a buscar todas las que necesitaba. Y es que mi niño se hace querer. Aunque ahí otros por ahí… que también.
Besos cariñosos.

Con eso de que contesto tarde los comentarios Vulcano, ahora ya no sé que decirte , jajajaja. Bueno, creo que ya te lo dije, pero algo más en privado, claro. Lo volveremos a ver ¡¡ya verás!! Aunque creo que la próxima nos toca a nosotros ir allí. Bien bonitas y cuidadas que están esas margaritas ;o)
Besos de esos

Uno ¡¡¡¡no me saques la lengua!!!!, ehhhhh. Que te la corto y a ver que haces tú sin ella. Menos mal que sé que a tu modo me aprecias. Y de no ser así, me da igual, yo te aprecio por los dos.
Besos de atún colorao

Pues si Cecy, andaba enganchada con esos hombres, de vez en cuando hay que dejar a las mascotas y salir a la vida real… que ya sé que tú andas enganchada a la vida mascotil y otras cosas, jajajaja. El próximo paso es a ver si consigo tener cachorros :P
Besotes grandes wapaaa, jooo, a ver si hablamos, aunque sean 5 minutos.

MI NIÑO!!!
1º. Yo también
2º. Qué razón tienes y me alegro de verte así.
3º. Apoyo esa moción, ¡¡dónde sea, pero que sea!!
4º. Volverás y estaremos aquí esperándote.
5º. Estoy segura de que merece la pena, me uno a tu apuesta y seguro que sales ganador.
6º. Tú si que me has emocionado... Tendremos que guardar las lágrimas en un frasquito y hacer intercambio.
El BESO más grande y cariñoso hoy para ti.

Pedro dijo...

Llego tarde?

Después del viaje de vuelta me he entretenido unos días por Sevilla y hasta hoy no he llegado a casa.

Yo no voy a añadir nada a lo que tú has dicho porque no quiero que "mi-tu-niño" se ponga a llorar otra vez, que ya lo ha hecho bastante esta semana.

Así que lo que voy a hacer es decirte que me ha encantado conocerte, que me has parecido una persona maravillosa, tierna, comprensiva, simpática, bondadosa y tó, tó y tó lo bueno que se pueda decir de alguien. No me extraña que "mi-tu-niño" te quiera tanto. Fijo que con un encuentro más yo termino queriéndote igual. Más no creo que pueda. ;)

Por cierto, ese tren y ese bus no se llevaba los sentimientos en direcciones opuestas. No, lo que hacían era estirarlos y conseguir que se extendieran sobre toda España. ¿No has mirado al cielo? ¿No te has dado cuenta de que tiene otro color?

Pedro dijo...

Ah! Divina la margarita! :P Y divinas las rayas verdes esas que he visto por ahí!

Cuánto detalle, coño!

Muchos besos guapísima y a ver si me haces un link de esos chachis. Jejeje.

Antinoo Libre dijo...

Guapa, guapos, yo también me alegro de haberos conocido!!!! Aire fresco, energía, renovación, alegría, curiosidad, ternura... todo eso me habéis despertado, así que fue un placer ser hospitalario con gente como vosotros!!!
Sólo espero que se repita!
besotes