27 septiembre 2006

Me reafirmo en mis tristezas y mis apatías,
porque nacieron de mi
sin poder evitarlo.
Como la música
tejieron ellas sus redes,
desplazando órganos
que yo creí vitales.
Extendieron como la hiedra
un veneno,
emponzoñando las arterias,
y se descompuso atorando
las venas.
En virulenta carrera,
separó el aire haciéndolo correr
por otros derroteros.
Puso barreras,
mientras se ahogaba
la carne.
Cede el pulso, cede la imagen
Boquea
Suspira
No rezo porque no sé
No oro porque no creo.

No alcanzan salidas mis manos
pegadas a un muro
infinito.
Rastro de sangre
sobre piedras llenas de espinos,
gotea.
Indicios de pies que han huido
huellas marcadas
en el camino,
se llenan de agua
de sangre herida,
coagulada de paciencia,
derretida en el estío.
Se estremece el viento
gemido,
dolor no consentido.
Ama
sin decirle adios,
porque no quiere,
perder
aquello que ha tenido.
Sopla el poniente,
espira la vida
sin tener sentido

6 comentarios:

Cinephilus dijo...

Si necesitas alguien que intente respirar contigo, avisa. Sé que no sirve de mucho ante el dolor no consentido -que ataca por su cuenta y con total impunidad- pero a veces es bueno sentir que otros cuerpos se alinean -solidarios e incluso mudos- junto a nosotros. Besos de cine y sobre el muro, para romperlo a base de caricias

J. H. dijo...

Lo has escrito tú? Es precioso.

terapeuta dijo...

Es precioso Nat :)

Vulcano Lover dijo...

Guaaapa.
Hoy me he levantado muy feliz como para no desear darte un abrazo de esos nuestros cuando he leído de nuevo esa cosa tan intensa que has escrito ahí... No tengo hoy inspiración para escribir intensidades, pero no he querido dejar de regalarte algo... Que ya lo tenía en la cabeza como Post dedicado (y que igual lo será un día) pero que no puedo dejar la ocasión de regalértelo ya ya ya..
no es mío, es de Gioconda Belli.

Sobre las ventajas de soñar / Gioconda Belli



Soñar no cuesta nada.
Contrario a cuanto ejercicio hoy se nos recomienda,
no requiere de zapatos, ni ropa adecuada.
No nos pide sudar o quemar calorías.
Ni calcular el posible daño o provecho
para nuestra salud.
No es tampoco un hábito
cuya repetición pueda conducirnos a cáncer del pulmón
o de cualquier otra parte del cuerpo.

Soñar no daña la ecología,
ni atenta contra la capa de ozono.
No aumenta el colesterol,
ni fomenta la crueldad contra los animales.
Soñar no afecta los reflejos,
ni causa daños congénitos.
No es dañino para las mujeres embarazadas,
ni inhibe la lactancia materna.
Soñar es un deporte barato.
No requiere de equipo sofisticado,
ni de constante y agotador entrenamiento.

No se puede decir, sin embargo,
que no cause riesgos al corazón.
Sin embargo, hasta el momento,
no se ha encontrado base científica para
contraindicar los sueños.
aunque los argumentos en favor de su extinción
se fabrican a diario.

Yo sostengo que soñar continúa siendo una práctica
subversiva,
con una deliciosa, pero lícita, peligrosidad;
un hábito difícil de erradicar,
cuya ternura y perseverancia
sigue teniendo la innata capacidad de conmover
y abrir ranuras, por pequeñas que sean,
en corazas bien armadas y aparentemente impenetrables.

Si quiere practicar una actividad de bajo costo,
bajo riesgo, y sin ninguna susceptibilidad a las altas y bajas
del mercado,
le aconsejo soñar,
y no permitir que nadie lo convenza
de que no sigue usted siendo dueño, al menos,
del inmenso poder de su imaginación.

Juan Ci Em dijo...

Ayy
EL amor
EL dolor
Joé, pobres sentimientos del autor.
Está muy bien, no sabría decidirme por cual linea me inspira más, aunque sí por la que menos ;)
Un saludo

NaT dijo...

¿Vas a respirar por mi, Cinephilus? Eso sería quitarme el aliento, eso si sería doloroso, morir ahogada en mi propio resuello… mal me quieres :( … ahhhh, no, que es conmigo :) … respiremos al unísono, latamos a la vez, destrocemos esos muros que nos retienen, inspiremos la fragancia que envuelve esos cuerpos alineados junto a nosotros; a veces tan lejos y a veces tan cerca… así somos, dos piedras en un mismo camino, sólo nos falta reunirnos en el centro.
Besos de cine,de esos que se graban a fuego

Ahhhhhh J. H. esa cruel poetisa que una lleva dentro… ya sabes. Sí, es mio, si fuera de otro, pondría de quién, no me gusta robar… si no son cucharas, jajajajaja.
Un beso enorme.
P.D. tengo pendientes los deberes, lo sé.

MI Terapeuta querido me alegro de que te guste, no sé yo si no es demasiado triste ¿necesitaré terapia de nuevo? Jajajaa. Veo que sigues trasnochando… Te echo de menos.
Un beso de los grandes.

Me gusta verme regalada de esa manera por las mañanas Vulcano, me gusta que te levantes feliz y me dediques esa sonrisa tuya y esos abrazos envolventes en forma de palabras, ese solo pensamiento que es mio o tuyo, que nos une y, aunque los sueños sean distintos, nos hacen iguales, nos hacen desear, querer, compartir, reír… Te añoraré estos días, bien lo sabes, disfrútalos allá lejos
El besazo más volcánico para ti, el abrazo más cómplice, las palabras más tiernas y los sueños siempre compartidos.

Suelen complementarse amor y dolor en muchas ocasiones, bien lo sabemos y bien lo sufrimos, ¿Verdad Juan? La aurora, que es miooooo, no soy pobre, soy rica en sentimientos y no me arrepiento de ellos, ni de los buenos ni de los malos; que a veces también se tienen. ¿Cuál es la línea que te inspira menos? ¿Cuál es la que más? Se te olvidó decirlo ;)
Besillos… se nos acaban las noches… qué pena me da, sniffff