15 enero 2008

Leer, nos hace completos...

Pues estos son mis planes de hoy,
pasarme por la FNAC a las 19h.
para estar en la presentación del
último y premiado libro de HERCE..

Como todos sabéis la Excelentísima Villa de HERCE pertenece a la comarca de La Rioja Baja y a la subcomarca de Arnedo. La villa está atravesada por un barranco llamado La Yasa que desemboca en el río Cidacos. En los terrenos de la villa están los antiguos palomares conocidos como farmacias de moros, donde anidan cuervos y abejarrucos que se alimentan de los frutales, olivos y almendros que pueblan la noble Villa. Herce parece que también fue asentamiento romano y lugar de abadengo.

Pero HERCE también es un amigo. Ese amigo loco, inquieto, descabellado, original e imaginativo que todos tenemos.

A las siete de la tarde estaré allí JAVIER HERCE, te buscaré entre la multitud, que me tienes que firmar no un libro
¡¡¡DOS!!!

Sé que tengo que aceptarme, pero es difícil.- una cosa en saber lo que siento y otra es asimilar lo que soy. […] Algunas veces vivimos la vida de forma contraria a nuestros propios sentimientos, sólo porque es así como nos la han enseñado a vivir. Un día te das cuenta de que eso no es lo que querías para ti, que dentro llevas algo que desconocías, pero que siempre ha estado ahí y las normas con las que te educaron no te dejaban ver.[…] Me ha hecho que me de cuenta de muchas cosas; como que no hay que actuar como se entiende que tienes que actuar; que lo correcto no es siempre lo acertado; que uno no puede vivir siempre en una mentira y tarde o temprano descubres tu propia verdad.

4 comentarios:

Mart-ini dijo...

ejem... Supongo que el otro es el mío

Siniestro dijo...

... allí colgando, atada de pies y manos y envuelta alredor con una soga la mitad de gruesa que sus débiles muñecas, mientras sollozaba o al menos lo intentaba a través del esparadrapo.
Miré a sus ojos acuosos y a su cuerpo en general. El conjunto era extraño, como una muñeca que han olvidado colgando de la rama de un árbol y que la lluvia ha empapado.
Y me dió pena. No me había dado cuenta antes.
Así que me acerqué y corté las ligaduras de las manos.
En ella noté una sensación de sorpresa y... alivio? cuando le aflojé los botones de la empuñadura de la camisa.
Desabroché aquel caro reloj de oro y acto seguido le corté profundamente de un tajo el cuello.
Como imaginaba, menuda lástima si toda esa sangre que la inundaba hubiese caido sobre ese bonito accesorio.

Javier Herce dijo...

Bueno, pues ya estamos en casita, todo ha ido bien, hemos comentado la jugada, he sido ácido y malévolo con mis comentarios, como siempre, jajajajajaajaj, y qué coño, lo hemos pasado bien y, por of course, te he firmado los dos libros!!!!!

NaT dijo...

Supones bien Mart-ini :D te lo tengo bien guardadito para cuando vaya o vengas, porque ya no me fío de correos para enviártelo.
Besillos.

Qué mala leche Siniestro!!!! Aunque me ha gustado la verdad, sobre todo el final, ¡¡un reloj es un reloj!! y qué significa una simple vida contra todo el tiempo en tus manos.... ¿Lo escribiste tú? O salió de algún libro?
Saludos sangrantes

Ese artista ese artista!!!!!!! A pesar de ese juego sucio del sucedáneo de Gallardón, el ganador indiscutible ha sido ¡¡¡¡¡JAVIER HERCEEEEEE!!!!! (esta frase va con entonación a lo Penélope Cruz), y al mejor escritor de novelas gay y el más guapo (juassss) que le den. Podías haber sido muuuucho más ácido y mucho más malvado, qué lo sé yo.
Ayer no te dije nada, que dedicatoria más bonita. Gracias!!!
Un besote