10 enero 2007

Días de limpieza...



Una se pone a limpiar, a revolver en los cajones y se encuentra con esas cosas...
Mi carpeta del instituto!!!
Me da pena tirarla, está llena de recuerdos y no sólo por las fotos con la que fue forrada, dentro hay miles de firmas de mis compañeros, dibujos de mi amigo Alfonso, que siguen siendo alucinantes. Siempre me ha fascinado su facilidad para dibujar, en un abrir y cerrar de ojos te hace cosas como esta

También hay dibujos de otra gente, declaraciones de amor, poemas, frases divertidas y frases lapidarias. Contiene en su interior una parte de mi vida. Una época alocada en la que fumábamos a "escondidas" en le baño mientras desde la ventana mirábamos a los chicos, normalmente de cursos superiores, que salían a fumar a la terraza. Una época en la que nos escapábamos por la ventana cuando las clases nos aburrían. Días de litros y partidos de fútbol, de amores y desamores... Días en los cuales mi única ocupación era mirar al propietario de esa camisa. No es la más bonita del mundo, pero a mi me encantaba y por eso acabó en mis manos como regalo de un cumpleaños y de eso... hace ya mucho tiempo y sigo conservándola, aún sin saber que ha sido de su propietario. Si seguirá tan guapo como siempre. Porque hay que reconocer que era el más guapo. Para mi lo era, yo quería que fuera el padre de mis hijos... pero claro, eso era otra época. Y él, todo hay que decirlo, no estaba muy por la labor aunque nos lleváramos estupendamente. La camisa sigue guardada en un cajón, protegida con una bolsa de plástico y con ella un montón de recuerdos, un montón de sonrisas y muchas lágrimas; por un amor que no fue nunca correspondido de la misma manera, aunque yo sé que él a su modo me quería, y mucho, pero... cuando no se puede, no se puede. Eso no quita que siga teniendo recuerdos de él, cada vez más difusos y poder decir, ahora, que cuando le vi por última vez, conseguí bajarle del pedestal en el que lo había subido, al darme cuenta de que era tan humano como yo y no el dios que yo había creado.

PIEDRA 3. Los recuerdos son los mantienen vivos en nuestra memoria a aquellos que hemos conocido.
Hoy, dedicado a R.C.G.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues mira, esto de haber andado tanto de aquí para allá, que si el extrajero, que si tantos años ya totalmente independizado de los padres y a tantísimos quilómetros... al final hace que todos esos recuerdos físicos que tú conservas, yo los haya perdido totalmente... En mi casa paterna ya no queda casi nada (todo se tiró o desapareció...). Y de lo poco que queda, la verdad, ni hago el intento de mirarlo... He aprendido a creer que los recuerdos están mejor en la cabeza y que salgan cuando ellos quieran, con la intensidad que puedan... Uno ha aprendido a la fuerza a andar ligero de equipaje... Y, con el pasar del tiempo, la verdad, he aprendido a gustar de esta forma de vivir... Ufff... m,i carpeta del instituto estaba forradísima también, pero de fotos de cine, claro, y de directores de orquesta (yo era ya un precursos de lo friki por entonces) todos ellos guspos y guapas, por supuesto... Dentro sí, dentro estaban las mismas citas, las mismas declaraciones, los mismos mensajes que más o menos creo que llevábamos todos por aquella época... EN fin, para mí fue más en la Universidad, que yo en el instituto era la mar de soso.

Besos, guapetona... ¿escuchaste ya mi CD???

Azul_oscuro dijo...

Je, "de limpieza", mi madre nos pone a mi hermana y a mi de vez en cuando a hacerla...aunque es divertido, porque Merce y yo nos ponemos a ver cosas de otros tiempos que llevan un gran valor sentimental y al final, las volvemos a guardar...cuando mi madre echa un vistazo siempre nos dice lo mismo: " Pero si no habeís tirado nada!!"...y es una "lucha" consante, pero a mi me gusta rebuscar y que caigan en mis manos cosas de otros tiempos, es un ejercicio de vuelta al pasado que en la mayoría de los casos consigue dibujar una sonrisita en mi cara
Me ha encantado lo de las carpetas con las fotos de los chicos, fijate lo que es la edad, que hasta yo tenía esas fotos típicas...aunque claro, luego las cambié por unas de tenistas,jijiji,es que la cabra tira al monte
Y tambien me ha gustado lo de la camisa, que bonito!. Esto me ha recordado mucho a Luigi, que lo guarda absolutamente todo, es increible,no me extraña que tenga la casa como la tiene, atestadísma, jejejejej
Besos, celestes.
pd. Y a disfrutar de esos recuerdos!

Anónimo dijo...

A mi lo que más me gusta es encontrar libro que leí hace tiempo, en todos suelo escribir algo: lo que aprendo con el libro, alguna frase memorable e incluso alguna noticia de actualidad y así con el tiempo me sorprendo.

Uno dijo...

Aunque hoy había mucho texto, me lo he leido enterito.

¿Sabes? Cuando yo bajé del pedestal en el que tenía a algunas personas, es cuando me dí cuenta que más las quería. Que era humanos como dices tu, y así me gustaron mucho más aun.

Esta semana que ando de lo más risueño, te envío una gran sonrisa. Aprovecha que nunca se sabe cuendo se acaba esto. Muaka.

3'14 dijo...

Hay cosas que conservo y nunca reviso. Otras, que tiré, perdí o se extraviaron en alguna mudanza, vienen a mi cabeza cuando menos lo espero. La memoria es así de caprichosa. Los recuerdos, con el tiempo, también mutan.

Cecy dijo...

ay no!! no la tires!! Los vas a recordar igualmente, pero si tienes objetos dirás "andaaa!! esto es de cuando yo estudiaba!!" al mismo tiempo que se te vienen esos miles de recuerdos.
Yo conservo una carpeta de cuando estaba en otro instituto y cada vez que la veo me trae muy buenos recuerdos (malos también, pero prefiero quedarme con los buenos)

Bueno guapa!!! Un Besazo enooooRme!! y no tires la carpeta!! (no tires nada que te recuerde cosas de una época en la que te lo pasaste tan bien!)

Anónimo dijo...

ya sabes que siento mucho desaparecer tanto, que sea tan despistado con las cosas que me tienen ocupado... pero pronto te abrazo y seguro q se te quita todo enfado q puedas tener por mis ausencias, repetidas...

nos vemos... el martes, no?

beso bien gordo
abrazo más aun.

Anónimo dijo...

Precioso. Entiendo lo de tu amor no correspondido y sé que no es fácil. Espero que la vida te sonría.

Senses & Nonsenses dijo...

jajaja, todos tenemos una carpeta de instituto así. las mías tb eran de cine: así tenía la excusa perfecta para pegar a james dean, marlon brando. dentro, poemas, citas, teléfonos.
tb la guardé mucho tiempo hasta que un día me desprendí de ella.
son recuerdos lo que en realidad somos, no?
un abrazo.

J. H. dijo...

Yo no guardo ninguna de las carpetas que tenían, pero eran todas del estilo a esa que has puesto. Ayyyy, qué recuerdos!

Reality Bit dijo...

Las carpetas y toda la parafernalia que las acompañaba es uno de los elementos adolescentes que más curiosidad ha despertado en mí siempre. Yo no tenía esa necesidad de adornarla y hacerla única que tenían mis compañeros, no la entendía. Hasta que un curso me compré una nueva y decidí hacerlo. Claro, la adorné con cosas que me gustaban, cuadros que me impactaban, imágenes oníricas, deseos... Y descubrí que lo que había pasado hasta entonces es que no me identificaba con esa forma de personalización, sino que necesitaba hacerla mía... Aquella carpeta tiene un lugar destacado entre mis recuerdos, y muchas veces, cuando vuelvo a casa de mis padres, le echo un vistazo para descubrir que mi vida, que mi mente, que mis ansias, no han cambiado tanto desde aquellos años, aunque mi aspecto, mi trabajo y mi humor parezca muy diferente.
Saluditos apretados

Anónimo dijo...

Pues yo si... tengo de todo... y lo peor es que nunca se donde estan las cosas, si en Sevilla o en mi pueblo. Nunca encuentro nada, y no me atrevo a traermelo todo porque entonces tendria que salirme de casa... Y ordenar me da a veces una pereza... Pero creo que necesito ordenar, fisica y emocionalmente, je. A ver si me pongo pronto manos a la obra. Besos

NaT dijo...

Es lógico Vulcano, con tanto viajar es imposible acumular cosas de todos los sitios, quizá exceptuando las fotos y algún recuerdo nostálgico. Eso sí, debes tener el disco duro de tu cabeza a tope y ese… es el más difícil de descargar, porque para él no hay repuesto ni back up que valgan. Yo aún tengo cosas que me resisto a tirar y cosas que sigo acumulando… Como somos de la misma época seguro que tendríamos los mismos mensajes. ¿Tú soso? Lo dudo mucho :P Si, ya oí el CD, pero aquí no voy a dar pistas ni detalles.
Besos Volcán viajero.

A mi me pasa lo mismo Azul, que cuando me dispongo a limpiar digo –esta vez tiraré más cosas- pero al final acaban todas en el mismo sitio, eso sí, limpias de polvo; al menos del polvo acumulado que no del polvo de los años, que también se va acumulando en los recuerdos. Bonito fue que él me regalara la camisa, aún sabiendo que no me la iba a poner, al menos deje de hacerlo cuando perdió su aroma ;) luego fue guardada con cariño junto a sus fotos, sus postales, sus cuentos, sus dibujos… Ayyy, por eso me gusta a mi tanto Luigi, jajajaja, menos mal que no tenemos que compartir casa, nos tocaría dormir debajo de un puente mientras se queda llena de recuerdos
Besos celestes.

A mi de pequeña me enseñaron que los libros no se pintan NocheOscura … mucho caso no hice, al menos no con los libros de estudiar, con los otros aún me da reparo escribir dentro, ni siquiera para ponerles el nombre, eso sí, si es un regalo me encanta que me lo dediquen. Suelo sacar frases de los libros que leo y apuntarlas, a veces también incluso dejo alguna nota entre sus hojas y como tu dices, años después cuando ya has olvidado ese detalle, te hace gracia ver aparecer esas notas.
Un beso literario

Así me gusta Uno, que te culturices y leas mucho… y ¡¡que me leas!! Que me encanta. A mi me dejó de gustar, al menos gustar en el sentido de ese enamoramiento ciego que sentía por él, porque sé que lo querré siempre, aunque con la edad de manera diferente.
Me gusta verte risueño :) y feliz, hasta me dio un poco de miedo, ehhhh, pensé en llamarte y todo, jajajajaja.
Un besazo gozoso, espero que la racha dure.

Que razón tienes 3,14!!! Los recuerdos como las amistades, los cariños, las sensaciones… van mutando, a veces incluso pueden llegar a convertirse en monstruos y de esos también TODOS tenemos unos cuantos. Menos mal que a veces se quedan como en esa carpeta, forrados de papel transparente; para que los puedas ver pero no te puedan hacer daño.
Besillos sin mutantes

No Cecy, no la voy a tirar!! Creo que se pasará muchos más años conmigo. Me gusta tener esa carpeta, me gusta conservar esos recuerdos aunque ahora tenga otros, aunque ahora los sienta diferentes que en aquellos momentos. Esa carpeta seguirá albergando recuerdos de antaño y poco a poco recuerdos más cercanos.
Besote grande

La desaparecida soy yo Efesor, eso de andar de vacaciones es lo que tiene, que sólo pasas por aquí de vez en cuando y por allí también de vez en cuando. Pero bueno, mañana nos achucharemos de lo lindo y nos contarás que tal todo y nos volveremos a despedir con lágrimas en los ojos hasta que llegue el verano.
Sí, sí, síiiii. Mañana nos vemos.
Un beso amore!!! Mañana en vivo y en directo

Gracias eLe por tus palabras, la verdad que es una satisfacción escribir y saber que a alguien el gusta y le parece precioso. Creo que todos, TODOS, sabemos de desamores, ¿quién no ha tenido alguno en la vida? Unos duelen más que otros y en la memoria terminan perdiéndose esos que quieres olvidar. Éste duró 2.920 días más o menos. Ahora no duele, sólo sonrío con melancolía al recordarlo y afortunadamente las lágrimas se secaron. También espero que la vida te sonría, que me sonría.
Saludos!!!

Ya me he dado cuenta de eso Sense, todos teníamos una, quizá lo original hubiera sido dejar la carpeta sin forrar, pero hay que reconocer que nos encantaba personalizarlas con aquellas fotos que nos impactaban y nos gustaba mostrar. Claro que a veces impresionaban demasiado; como esa bailarina con la cabeza separada del cuerpo chorreando sangre… me decían qué macabra!, por eso las fotos más extrañas, tétricas y sombrías las reservaba para el interior. Sí, siempre seremos recuerdos de alguien. A mi me encantaría saber de quien soy un recuerdo…
Un beso, un abrazo y una flor… todo el pack para ti ;)

Tú las tirarías en un arrebato de esos de locura que te dan J. H., seguro que te pusiste a limpiar y fue todo a la basura y claro, como vas tan acelerado, ni cuenta te diste. Me hubiera gustado a mi ver ahora alguna de tus carpetas, al menos tenías que haber conservado una, tal y como conservas las cosas de tu Madonna.
Besillos!!! Qué ganas de dártelos.

Que bueno es tenerte de vuelta Bit!!! Y ver que tu humor no ha cambiado pese al dolor pasado. Yo al ver esas fotos, no hubiera cambiado ninguna, al menos no en ese momento (y ahora tampoco), en cada instante de la vida se escoge una cosa u otra… esas eran la de esa época, así que ni siquiera me arrepiento de tener puesta una foto de Bertin Osborne, jajajajaja.
Saluditos desatados

Con lo vaguete que estas Luigi, no creo que ordenes esas cosas nunca y conociéndote… cada papel tendría una sonrisa y una lágrima y me da a mi, que habría más de las segundas que de las primeras. Es lo que tienen los recuerdos; que nos ponen de un sentimental… Y a eso nos ganas a todos, seguro. Además, lo malo de ordenar y limpiar es que luego no encuentras las cosas donde las habías dejado.
Besos, besos y más besos (guárdalos por ahí, en algún cajoncillo)